esenfritptru

Avances prometedores en Odontología restauradora cubana

30 de enero. El tratamiento con células madre en Cuba garantiza la recuperación de tejidos dañados, desaparición rápida de inflamaciones posoperatorias y permanencia en el tiempo de la salud bucal de los pacientes con periodontitis crónica

Las células madre resultan un material disponible y autólogo para utilizarse en procederes reparativos de los tejidos dentarios. En Estomatología han sido usadas con muy buenos resultados al lograr la regeneración ósea en pacientes afectados por periodontitis y con defectos óseos maxilares poscirugías.

 

Así lo describen en su investigación los doctores Niurka La O Salas, Elizabeth Santiago Pager y Andy Rojas Lachaise, quienes exponen las ventajas y usos de las células madre en la Estomatología cubana.

El objetivo del estudio fue mostrar los beneficios de la terapia regenerativa en el tratamiento de las estructuras dañadas o perdidas en el área estomatológica y los avances de su utilización en Cuba.

Para ello, los especialistas consultaron revistas nacionales e internacionales de impacto relacionadas con el tema entre enero de 2013 y abril de 2015. En la revisión de las publicaciones cubanas se comprobó la importancia que ha adquirido el tema en todo el país, y que las investigaciones analizadas constituyen la base para el futuro de la Odontología restauradora en Cuba y el mundo.

Según explicó a este diario la Doctora en Ciencias Amparo Pérez Borrego, pionera en la aplicación de la medicina regenerativa en la Estomatología nacional, desde el año 2000 su equipo de investigación de la Facultad de Ciencias Médicas del hospital Enrique Cabrera desarrolla un macroproyecto que trabaja con este tipo de tratamiento.

Lo logrado por la terapia hasta aquellos años en muchas especialidades de la medicina como la Ortopedia y la Angiología motivó al equipo de la Doctora a aplicarla al periodonto.

El 14 de enero de 2008 comenzaron a desarrollar su ensayo clínico y ese mismo día operaron e implantaron exitosamente a su primer paciente.

Aunque este tipo de medicina también se ha aplicado con excelentes resultados en el tratamiento de atrofias hemifaciales y quistes, es en la periodontitis —afección inmunoinflamatoria caracterizada por la destrucción de los tejidos de soporte del diente— en la que alcanza más logros.

«Cuando comenzamos a aplicar la medicina regenerativa en estos defectos óseos, observamos la formación de un nuevo hueso en perfecto estado y la rápida recuperación de su tejido circundante. Además, el tratamiento con células madre logra la desaparición total de la inflamación en apenas 72 horas», explicó la facultativa.

Un estudio realizado por la Doctora y su equipo en 15 personas reveló igualmente la permanencia en el tiempo de su salud periodontal, representando un ahorro económico en cuanto al tratamiento evolutivo que necesitarían estos pacientes de no haber sido tratados con células madre.

Para la aplicación de esta terapia —continúa Pérez Borrego— no influye de ninguna manera la edad de la persona. Cada investigador establece sus criterios de inclusión y exclusión según las condiciones de cada paciente y el propósito que se quiera alcanzar.

Entre los factores excluyentes que los facultativos catalogan como más frecuentes están el hábito de fumar, el embarazo y las maloclusiones severas, por atentar contra el resultado del proceder médico. A estos se suma el costo que representa para el país, aunque el servicio es completamente gratuito.

Sobre el principal grupo etáreo afectado por la periodontitis, investigaciones recientes refieren que aparece fundamentalmente después de los 35 años de edad, aunque se ha ido moviendo y cada día aparecen más jóvenes con el padecimiento.

Más sobre la periodontitis

Según la doctora Amparo Pérez Borrego, las enfermedades de los tejidos que soportan y protegen al diente más frecuentes en Cuba y en el mundo, son la gingivitis crónica, caracterizada por la inflamación de las encías, y la periodontitis, etapa más avanzada de la misma, donde además hay destrucción de los tejidos de inserción del diente.

Entre sus factores de riesgo se encuentran la diabetes mellitus en pacientes no controlados; las personas con hábito de fumar, con cinco veces más probabilidades de desarrollar periodontitis, y el estrés.

Asimismo, las bacterias pueden ser ayudadas por factores que dificultan su eliminación: higiene bucal deficiente, sarro, presencia de caries, apiñamiento dentario, restauraciones defectuosas y respiración bucal. Cuando no son detectadas y atendidas a tiempo, estas afecciones avanzan rápidamente, destruyen los tejidos de soporte, originan las bolsas periodontales y provocan la pérdida de los dientes. Esta afección constituye la segunda causa de mortalidad dental.

Tags: